29 nov. 2013

Queja ante el Colegio de Médicos


Francisco Rodríguez, 'Pancho', continúa aún hospitalizado después de que la forense forzara su declaración en los Juzgados la pasada semana




El Grupo 17 de Marzo, que asiste jurídicamente a las familias de la Corrala Utopía, ha presentado ya en el Juzgado de Instrucción un escrito en el que anuncia que se elevará una queja formal ante el Colegio de Médicos de Sevilla por la actuación de la forense judicial. Francisco Rodríguez sufre diversas patologías crónicas como una neumonía intersticial y problemas coronarios que ya le han causado varios infartos. Solicitó poder declarar en su domicilio y, tal y como corresponde, la juez que instruye el caso solicitó la intervención de la forense judicial que, tras evaluar a Francisco, emitió un informe el pasado 2 de octubre. La forense afirmaba que no había razones para que Francisco no se desplazara al Juzgado, puesto que al menos durante 4 horas al día podía estar sin la respiración asistida que necesita permanentemente.

Francisco se desplazó hasta los Juzgados acompañado por su familia y allí sufrió un desvanecimiento y una severa crisis de salud. No pudo declarar y hubo de ser trasladado en ambulancia y con carácter de urgencia al Hospital Virgen Macarena. Todavía sigue hospitalizado y su salud se ha resentido gravemente. Los médicos especialistas del Área Hospitalaria Virgen Macarena aún continúa haciéndole pruebas para determinar y evaluar las nuevas complicaciones de salud que Pancho tiene.
Las familias de la Corrala Utopía han cumplido debidamente en todo momento con sus obligaciones judiciales, acudiendo a declarar cuando se las ha citado y exponiendo ante la autoridad judicial las causas y motivos que les llevaron a ocupar un bloque de viviendas abandonado durante 4 años. Su voluntad ha sido siempre la de colaborar con la Justicia y entendemos que el trato recibido por parte de esta, dentro de los márgenes que permite la ley, ha sido siempre correcto. Sin embargo, tal y como ya hicimos anteriormente, sí que queremos manifestar nuestra más absoluta incomprensión ante la actuación de la forense judicial. El delicado estado de salud de Pancho hacía del todo desaconsejable que se desplazara a los Juzgados. Pancho quiere declarar y solicitará, en cuanto se reponga, poder declarar ante la autoridad judicial en su domicilio.
Cuando a través de los medios de comunicación llegan constantes informaciones de políticos que declaran por escrito, como Esperanza Aguirre, o que no declaran porque se encuentran ilocalizables, como Francisco Camps, o que por problemas de salud no han comparecido en sumarios tan graves como el Caso Bárcenas, tal y como sucede con Álvaro Lapuerta, resulta del todo incomprensible que se fuerce a declarar a una persona enferma en condiciones tan penosas que pueden provocar una recaida, tal y como ha sucedido con este vecino de la Corrala Utopía. La decisión de la forense judicial fue a todas luces un gravísimo error.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada