21/8/2014

Comunicado de las vecinas de la Corrala Utopía. NO VAMOS A CALLAR MÁS.


Tras meses sin hacer declaraciones, y en el que hemos sufrido todo tipo de acoso por un grupo que anteriormente habían sido nuestras vecinas y de algunos supuestos activistas de Sevilla, hemos decidido romper nuestro silencio por varios motivos. 

Aunque hasta ahora no hemos hecho público nada de lo que nos estaba pasando porque creíamos que no serviría más que para alimentar a las voces de la derecha que tanto disfrutan con este tipo de historias, nos vemos obligadas a contar la verdad ya que nos han llamado medios de comunicación a los que les ha llegado un comunicado por parte de un grupo que se autodenomina Corrala Utopía, compuesto por una minoría de las vecinas de la Corrala. Ante esta situación, en la que se van a hacer públicas informaciones que no son ciertas, vamos a relatar lo que hemos estado sufriendo todos estos meses. Aunque esto no sea agradable, creemos que es ahora cuando ésto puede provocar menos daño político y además ya es hora de decir basta a estas agresiones. 

Como ya todos sabéis, el colectivo de la Corrala Utopía ha ido cambiando a lo largo de la lucha. Fueron muchas las vecinas que por diversos motivos no resistieron hasta el final. Algunas lo hicieron porque mejoró un poco su situación o les surgió una alternativa mejor, pero otras abandonaron la lucha vendiendo al resto de sus compañeras, aliándose con Ibercaja (entidad bancaria propietaria del inmueble) y haciendo todo tipo de declaraciones falsas en los medios de comunicación de la derecha. Precisamente éste grupo de vecinas fueron desde el principio una piedra en el camino de la Corrala Utopía. Mientras luchábamos contra la banca y los poderes políticos para conseguir poner de manifiesto el problema de vivienda existente y para conseguir que el derecho a la vivienda universal no sea una utopía, tuvimos que lidiar con un grupo de vecinas que únicamente estaban en la Corrala para resolver su problema de vivienda, no entendiendo ni compartiendo los objetivos de la lucha. 

Pero esta no ha sido la única lucha que hemos tenido que lidiar. Muchos de los compañeros que al nacer la Corrala se incorporaron a la lucha y mostraron su apoyo, un firme y decidido apoyo,  se quitaron poco a poco la careta.Lo que al principio era un acompañamiento en nuestro proceso de lucha, se fue convirtiendo en una enorme injerencia e intento de tutelaje. Tuvimos entonces que reclamar nuestra autonomía como  asamblea de vecinas de la Corrala Utopía, y no permitir que desde fuera se tomasen decisiones por nosotras, tal y como querían hacer estos supuestos compañeros. Ante esto, en vez de apoyar las decisiones de la asamblea o retirarse de forma legítima, decidieron atacarnos con las más sucias armas, no dudando para ello en usar a las vecinas cuyos objetivos no iban más allá de su beneficio propio y cambiando su discurso sobre el derecho universal a la vivienda por un discurso asistencialista y que fomentaba la lucha entre los de abajo, enfrentando a familias según su supuesta "necesidad". 

¿Pero, por qué este cambio de discurso de estos supuestos compañeros? ¿Por qué dedicarse a deslegitimar y acosar interna y externamente a la parte mayoritaria de la Corrala, que pretendía seguir firme en la defensa del derecho universal?¿De qué nos acusaban estos presuntos compañeros?, ¿en qué se basaban para ello?.
Parece ser, así nos lo hicieron saber, que tenían miedo de que uno de los grupos políticos en el gobierno andaluz, Izquierda Unida, se beneficiara y sacara "provecho" de la lucha de la Corrala Utopía. Temían que se "fueran a apuntar el tanto de la victoria de la Corrala". Su argumento no era otro que una de las compañeras que vivía en la Corrala, era una militante de base de dicha organización.  Bastante parecido a los argumentos del ABC para desprestigiar a la Corrala, ¿no es cierto?.
Nos apena que sea este el análisis político tan simple que hacen. No han confiado nunca en la Corrala, en su capacidad de aprendizaje, de lucha, de empoderamiento,  de compromiso con lo que hacíamos. No han entendido que la victoria de la Corrala no iba nunca a suponer una "medallita" para IU, sino un fenomenal triunfo para los movimientos de Vivienda, un respiro quizás para la izquierda, tan falta de victorias, un motivo para gritar SÍ SE PUEDE!!, para seguir acumulando fuerzas, esperanzas y deseos y  seguir construyendo sueños colectivos que cambien la realidad.


No dudamos de que hemos cometido mil errores, ¿quién no, en un proceso tan complejo y con tantas implicaciones, con tanta proyección, con tal diversidad humana? Pero las vecinas de la Corrala reivindicamos también ese derecho, el de equivocarnos, el de errar por acción, por omisión, por desconocimiento.... pero nunca por deshonestidad, nunca por miedo. 

La realidad es que en los últimos meses de la Corrala Utopía, nuestro mayor enemigo no ha sido el banco, ni el ayuntamiento con su continua hostilidad, ni la amenaza del desalojo. Para muchas, lo más duro de todo este tiempo ha sido ver cómo los supuestos compañeros de lucha nos han atacado, difamado, amenazado, en persona y por las redes sociales.  Ver cómo se han valido de nuestra situación de vulnerabilidad para intentar imponer sus posturas, sus intereses. Ver cómo orquestaban una brutal campaña de acoso político contra algunas de nosostras, no porque respondieramos a intereses de un partido, sino por el mismo hecho de pertenecer a un partido o por no plegarnos a su santa voluntad.  

Como muestra de esto, y entre otras muchas agresiones más, valga el ejemplo de cómo en un acto de fuerza, de poder, nos retiraron el apoyo legal justo en el momento que nos comunicaban que iba a producirse el desalojo, o como hacían declaraciones públicas saltandose las decisiones de la asamblea de vecinas y desmarcándose en un momento tan delicado como la Huelga de Hambre de una de las vecinas.

 A todo esto han seguido agresiones físicas a compañeros, amenazas de agresión por teléfono, acoso por redes sociales, intentos de intimidación en eventos y lugares públicos, filtración de información a prensa, amenazas de hacer rueda de prensa con información falsa y otros tipos de agresiones y vejaciones. Incluso amenazaban en el proceso de realojo con hacer una rueda de prensa basada en mentiras con la finalidad de reventarlo, no importándoles la situación tan delicada por la que estábamos pasando ni tampoco que nos pudiésemos quedar en la calle. Todo esto se cuenta ahora de una forma muy ligera, pero son meses y meses aguantando y sin contar nada, sabiendo que desgraciadamente después de cada agresión, habrá otra en cualquier momento y por cualquier vía. 

A día de hoy continúan las agresiones. De hecho, a pesar de estar todas las vecinas realojadas, y tener claro la mayoría que vamos a seguir luchando por el derecho universal a la vivienda, nos está siendo muy difícil ya que tenemos que seguir lidiando con los ataques que estos supuestos activistas diseñan, en la supuesta legitimidad que le otorga haber sido en su momento parte de los "grupos de apoyo" de la Corrala, y el  tener a su lado a algunos ex-vecinos que abandonaron la lucha de malas maneras, dividiendo y destruyendo. Están empeñados en destruir, en llevar a cabo una venganza personal contra aquellas vecinas que no hemos permitido que manejaran y decidieran sobre nuestras vidas. 
Precisamente esta extraña alianza está dedicando sus esfuerzos en apropiarse del dinero que fue donado a la lucha de la Corrala y que está custodiado por la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía. En un último intento de desprestigiar y mantener el acoso político contra algunas de nosostras, han elaborado un escrito, que han mandado incluso a la prensa, con el propósito de evitar que podamos seguir luchando.  Este dinero, en un principio iba a destinarse a la creación de una cooperativa o a aquellos gastos derivados de la lucha colectiva. La asamblea de la Corrala Utopía, decidió invertir este dinero en el pago de un guardamuebles donde depositamos nuestras pertenencias antes del desalojo. Pero para nuestra sorpresa, cuando quisimos retirar el dinero para este fin, no pudimos, ya que para poder hacerlo no servía lo que las vecinas que habitábamos el edificio en aquel entonces y que resistimos hasta el final decidiéramos, si no que la decisión tenía que ser tomada por las personas que componían la asamblea el día que entregamos el dinero para su custodia, aunque fuesen aquellos que habían vendido y atacado maliciosamente a la Corrala Utopía.
Ante nuestra decisión del pago del guardamuebles para poder recuperar nuestras pertenencias, la respuesta ha sido un escrito (que adjuntamos junto con nuestras aclaraciones a continuación) en el que además de repartirse el dinero entre las familias que consideran "merecedoras" y necesitadas, se vierten acusaciones sobre algunas compañeras y se exponen toda una serie de mentiras, parte de una larga campaña de difamación. Y por si fuera poco, tenemos el testimonio de algunas de las personas firmantes que sostienen que se sienten engañadas con este escrito, ya que les dijeron que se había decidido repartir el dinero y para eso recogían su firma, no enseñándoles el documento que estaban firmando. A pesar de ser varios los testimonios que afirman esto, de momento tan sólo una de las firmantes ha dado el valiente paso de reflejar esto por escrito. También adjuntamos los argumentos que forman parte de la respuesta que la legítima Corrala Utopía remite a APDHA, y que nos hemos visto obligadas a hacer pública.


Documento de exvecinos de la Corrala (descargar para ver mejor)


Como hemos explicado al principio del escrito, hemos intentado durante largos meses no tener que detallar todo esto públicamente. Nosotras creemos en hacer política de una manera limpia y ética. Consideramos que no se puede construir un mundo mejor y más justo utilizando malas artes, ya que sólo estariamos reproduciendo los esquemas existentes y perpetuando el sistema que tanto oprime. Creemos firmemente que la política es inseparable de la ética y nos negamos a renunciar a esto, aunque el camino se haga más duro. Nos apena que algunos compañeros no lo hayan entendido.
    Nos da rabia tener que aportar desaliento a aquellas personas que han acompañado con suma ilusión este proceso, pero después de tantos atentados contra nuestra integridad física y psíquica, y con el último ataque que nos hacen, utilizando los medios de comunicación y dando armas a aquellos que desean el fracaso de los movimientos populares, ya no nos ha quedado más salida. 
Con este escrito queremos gritar BASTA YA. Queremos pedirles a esos supuestos compañeros que dejen de agredirnos, que nos dejen vivir tranquilas, que queremos continuar luchando juntas. Que asumimos toda la responsabilidad de lo que hacemos, y que estamos, como siempre, dispuestas a asumir sus consecuencias. Pero sólo de lo que hacemos y decimos, y no de lo que unos señores con sus propios intereses, dicen que hacemos, basandose en mentiras, intrigas, sospechas o en lo que quieran fundamentarlo. Basta Ya. La Corrala Utopía sigue luchando, pese a quien pese.

29/7/2014

Desaparece la ZoidoFuente de la Mentira y el Cinismo.

En octubre de 2012, el Ayuntamiento de Sevilla cortó el suministro de agua a las 36 familias que vivíamos en la Corrala Utopía. A pesar de nuestra manifiesta voluntad de regularizar los suministros, optaron por gastarse el dinero de los sevillanos en abrir el suelo hasta en 5 puntos para poder cortar y llevarse las tuberías que proporcionaban agua al edificio.


 Al día siguiente, tras una protesta en el Ayuntamiento, las  vecinas fuimos recibidas por el Jefe de Gabinete de Alcaldía  (Alberto Díaz) y tras una negociación con éste, volvimos a  casa con la promesa de que al día siguiente comenzarían los  trabajos para reponer el suministro. Sin embargo, en menos  de 24 horas el Ayuntamiento de Sevilla rompió el acuerdo y lo que nos encontramos al despertar la mañana siguiente fue la instalación de una fuente pública en las proximidades de la Corrala. Nació así la ZoidoFuente de la Mentira y el Cinismo.





A esta fuente teníamos que acudir para poder llenar innumerables garrafas de agua. Pero no sólo nosotras. Desde el primer día, vecinos de la zona a los que también habían cortado el suministro básico acudían para poder llevar agua hasta sus casas, y el número crecía cada día más.

En una ciudad donde cada día más personas se ven sin recursos y no pueden hacer frente al pago de los abusivos recibos de suministros básicos, EMASESA, empresa municipal, deja sin algo tan vital como el agua a cada día más hogares.

Para colmo el Ayuntamiento, además de no proteger a los cuidadanos contra esta vulneración de derechos básicos, ha decidido quitar la fuente que abastecía a tantas familias. En esta semana varios operarios han retirado la fuente. 




¿Qué pretenden con esto Zoido y sus secuaces? ¿No quieren que se vean públicamente escenas tercermundistas en la ciudad? Así es, el alcalde prefiere que la gente no pueda conseguir agua de ninguna de las maneras. Nos quiere sin derechos, pobres y muertos...pero en silencio y sin que se nos vea!
 Zoido, tus vergüenzas no se tapan quitando fuentes!! El agua es de todas!!


25/6/2014

¡AMADO FRANCO DEBE DECLARAR!



Los abogados de 15 de las familias de la Corrala Utopía han solicitado este martes 24 de abril al juzgado número 3 de Sevilla la comparecencia de Amado Franco, presidente de Ibercaja, para que declare en relación a la Corrala Utopía.

Unos veinte días después de la ocupación del edificio conocido como Corrala Utopía, que llevaba abandonado más de dos años, Ibercaja, a través de una de sus sociedades, se hizo con la propiedad de las viviendas.

Maexpa, que era la empresa propietaria hasta entonces, denunció la ocupación de las viviendas días después de hacerse pública la noticia, a pesar de tener el edificio en completo abandono. Al pasar a manos de Ibercaja, ésta ratificó la denuncia siendo conocedora de que 36 familias sin recursos y con problemas de vivienda habitaban el inmueble.

Mientras las familias reclamábamos un derecho básico, Ibercaja ha estado 23 meses engañándonos tanto a nosotras como a las instituciones públicas con el único fin de echarnos a la calle y tener un edificio de viviendas vacío mientras cada vez más personas se ven sin hogar.

Sin embargo, el discurso del presidente de Ibercaja, Amado Franco Lahoz, era muy
diferente. En abril de 2013, en Cadena Ser, declaraba: “Es una utopía pensar que esas viviendas se van a vender en un plazo de 4 ó 5 años. Es preferible que esas viviendas estén ocupadas, pagando una renta de 100 euros, a que estén deshabitadas.”

Por todo esto, las vecinas de la Corrala Utopía, exigimos que Amado Franco se siente a declarar y explique claramente cuándo y cómo se hicieron propietarios del edificio. También nos parece imprescindible que exponga qué uso van a darle al inmueble – que lleva vacío desde el desalojo de las familias el pasado 6 de abril – ya que Ibercaja presume constantemente de su obra social, y que explique ante el juzgado cómo ha jugado tantos meses con nuestras vidas, sentándose a negociar con las familias mientras en los juzgados no hacía más que insistir en su voluntad de desalojar el edificio.

No podemos seguir permitiendo que la banca, una vez más, aplaste los derechos de las personas en pro de aumentar sus beneficios y sin ni siquiera dar explicaciones. Por tanto, ¡AMADO FRANCO DEBE DECLARAR!

31/5/2014

Comunicado de la Corrala Utopía ante las mentiras del Ayuntamiento


 Ante el ataque insistente del Ayuntamiento de Sevilla a través de medios de comunicación en relación al proceso de realojo de las familias desalojadas de la Corrala Utopía, las vecinas queremos expresar lo siguiente:
Las familias de la Corrala Utopía celebramos que por fin el Ayuntamiento de Sevilla entregue a la Junta de Andalucía los informes sobre nuestra situación social y habitacional, poniendo así fin a una espera absolutamente injustificada que ha aumentado el sufrimiento de las familias.
Puestas en contacto con la Delegación Territorial de la Junta de Andalucía, ésta manifiesta que aún no han recibido los informes pero que suponen que si el Ayuntamiento lo ha hecho público, el lunes tendrán acceso a ellos.
Asimismo, las familias queremos denunciar el proceder del Ayuntamiento, que durante este interminable proceso se ha dedicado a dilatar y mentir a la opinión pública. Así, se ha mentido cuando afirman que las familias hemos puesto dificultades para ser evaluadas conforme a lo solicitado por la Junta de Andalucía. Para evitar este tipo de manipulación por parte del Ayuntamiento, las familias cuando fuimos a los Servicios Sociales dejamos constancia por escrito de nuestra absoluta colaboración para lo solicitado y denunciamos las prácticas del Ayuntamiento, registrando cada una de nosotras un escrito del siguiente tenor:


Comparezco ante esta U.T.S. a los estrictos efectos de que se emita informe sobre la situación social y habitacional en la que me he encontrado en estos últimos tiempos y en la que me encuentro tras el desalojo, tal como ha solicitado la Delegación de Fomento y Vivienda en Sevilla de la Junta de Andalucía en su escrito dirigido a la Delegada de Familia, asuntos sociales y Zonas de Especial Actuación en su escrito del pasado 14 de abril.
A mi crítica situación personal, social y habitacional se ha sumado en estos días el desasosiego provocado por los mensajes absolutamente falsos y/o distorsionados que
el Ayuntamiento de Sevilla ha efectuado sobre las familias que vivíamos en la Corrala Utopía. Se ha filtrado a los medios de comunicación datos personales, y protegidos, de familias, se ha dicho que sólo dos familias cumplen con el baremo aprobado por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento, cuando la realidad es que sólo esas dos familias han sido baremadas, se ha dicho que no hemos querido venir voluntariamente a las U.T.S. cuando la realidad es que llevamos días esperando la respuesta del Ayuntamiento a que hiciera efectivo su compromiso de establecer un dispositivo y una metodología al efecto.
Por tanto, mediante el presente escrito manifiesto que comparezco y aporto mis datos personales a los solos efectos de cumplimentar lo requerido por la Delegación de la Junta de Andalucía, autorizando que se le remita el informe a dicha Delegación y no autorizando expresamente que el Ayuntamiento publicite los resultados del mismo, así como no autorizo que mis datos se utilicen para otra finalidad que ésta, y en ningún caso que se utilicen para que se aplique el baremo que el Ayuntamiento de Sevilla ha establecido con otra finalidad distinta a la descrita.”


Asimismo, denunciamos las mentiras que el Ayuntamiento quiere hacer pasar como verdad oficial en lo que respecta a su supuesta celeridad y nuestras dificultades a los técnicos sociales. El Ayuntamiento ha alargado el procedimiento de forma indebida e injustificada. La mayoría de nosotras culminamos el proceso de dos entrevistas y aportación de documentos hace semanas, que fue lo solicitado por los técnicos. En otros casos, ha sido el propio Ayuntamiento quien ha citado para la segunda entrevista a las familias con un plazo de 15 o 20 días y en otros, tras culminar las entrevistas y la entrega de documentación plantearon un nuevo requisito: visitar las viviendas donde estamos acogidas (hacinadas) por amigos o familiares a lo cual no ha habido ningún impedimento en el caso de las familias pendientes de realojo.
El ánimo de obstaculizar del Ayuntamiento ha llegado al despropósito de solicitar a las familias ya realojadas provisionalmente por la Junta en sus viviendas ir a visitarlas, para posteriormente informar a la propia Junta de Andalucía que están realojadas en sus viviendas.
Asimismo, los técnicos sociales, que han realizado un trabajo muy profesional, nos manifestaron desde hace semanas que su trabajo estaba concluido en la mayoría de los casos y que estaban pendientes de su revisión por parte de sus superiores jerárquicos y de la propia Delegada de Asuntos Sociales, Dolores de Pablo. Confiamos en que desde el poder político municipal no se haya alterado ni condicionado el trabajo de los técnicos y en los próximos días se culmine el proceso de realojo provisional.
Por último, debemos condenar el nuevo intento de manipulación del Ayuntamiento con respecto a la aplicación del baremo. El baremo ni ha sido solicitado por la Junta, ni es aplicable a los realojos, ni se le ha realizado a las familias. El Ayuntamiento pretende trasladar el mensaje que sólo 2 de las 17 familias (en realidad han sido evaluadas 16 ya que otra no estaba empadronada en Sevilla) “cumplen” el baremo, cuando la realidad es que sólo dos familias antes del desalojo policial fueron baremadas, cumpliendo los requisitos las dos. Las familias de la Corrala no vamos a seguir tolerando esta lamentable manipulación, y de persistir el Ayuntamiento en la falsedad y la indebida utilización de nuestros datos personales, adoptaremos las medidas legales para evitarlo.

25/4/2014

LA CORRALA UTOPIA ANTE EL DESALOJO DE LA CORRALA LA CHARCA


Hoy han desalojado la Corrala la Charca en Madrid. No podemos dejar de solidarizarnos con su lucha, que es la nuestra, la de la reivindicación de una vivienda digna para todas.  Según los compañeros de la PAH, no ha habido orden judicial, lo que nos deja a todos en la máxima indefensión, estas familias llevaban ya más de un mes viviendo en sus casas, ¿es que pueden hacer lo que les de la gana y saltarse todo el procedimiento judicial? ¿dónde están nuestras garantías? Como en el desalojo de la Corrala Utopía, ha habido detenidos, una vez más intentando criminalizar la protesta. Nosotras tenemos claro que cobardemente intentan amedrentarnos para que el pueblo no se organice y pelee por lo que es suyo.
Todas necesitamos una vivienda, lo hemos dicho hasta la saciedad, es un derecho como dicen las compañeras de la Corrala la Charca y, al igual que sucedió con la Corrala Utopía, la empresa dueña del edificio, especuló todo lo que pudo y más con este derecho y ha dejado deudas a las administraciones públicas.
La Corrala la Charca tiene todo nuestro apoyo y respeto, compañeras que no se han quedado pacientemente esperando, como sugiere la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, haciendo claramente referencia a la Utopía, diciendo que no se puede premiar ¨la patada en la puerta¨. No se puede esperar pacientemente cuando se está en la calle, existiendo además tantas viviendas vacias, como las 528 viviendas que tiene el Ayuntamiento de Sevilla, como todas las viviendas que pertenecen a bancos y a inmobiliarias que han estado especulando con este bien. No se consiguieron los derechos que estamos perdiendo ahora esperando pacientemente, sino saliendo a la calle y arrancándolos.
Arriba las que luchan, las que no se quedan esperando de forma conformista, arriba la Corrala la Charca, animo compañeras, la lucha no termina aquí.