7 abr. 2016

Tras dos absoluciones, el tercer juicio a miembros del colectivo Corrala Utopía se resuelve con una sentencia condenatoria.

Divide, controla, y vencerás. Así podemos resumir la línea estratégica que el poder judicial se traza para reprimir y castigar luchas sociales y colectivas como la Corrala. Todo un entramado más donde los poderes políticos, económico y judicial se coordinan casi armoniosamente para seguir protegiendo sus intereses por encima del bienestar social y de los derechos humanos.

En los dos primeros juicios a miembros del colectivo se consiguieron sentencias absolutorias. Meses más tarde, el 2 de febrero, llegó el turno de la compañera María en el mismo juzgado que los anteriores, el Juzgado Penal número 7 de Sevilla. Ese día fue denominado "segundo round", pues éramos conscientes y estábamos convencidas de que tras haber ganado las dos primeras batallas judiciales aún quedaban muchas otras en las que seguir defendiendo lo realmente justo. 

Y la jornada hizo honor a su nombre, pues se vio rápidamente como tras las anteriores sentencias, habían dispuesto sus armas para la pelea. Lo primero que nos encontramos fue un cambio actores; la fiscal que tan torpe y torticeramente desempeñó su papel en las otras ocasiones, fue sustituida por un fiscal más que experimentado; mientras que la jueza que había absuelto a los anteriores compañeros desaparece del cuadro para ser sustituida por una jueza de refuerzo,  que ni siquiera disimuló cuales eran sus intenciones desde el principio. Con respecto a esta jueza, mucho podríamos intuir y debatir sobre qué valores y principios se basa para emitir sus fallos,  teniendo en cuenta su participación en eventos deportivos en homenaje a la Legión. Pero no es necesario, simplemente con la ausencia de imparcialidad vivida en el juicio podemos hacernos una idea. Además de poner todas las posibles  trabas y limitaciones para la defensa, el juicio se caracterizó por un intento descarado de quitar toda carga política y obviar toda la lucha y condiciones colectivas,  excepto en las ocasiones en las que al fiscal le interesase que fuera así. Un juicio totalmente marcado por las pautas del fiscal en todos los planteamientos, desde la admisión o rechazo de pruebas testificales hasta la propia sentencia, que resulta condenatoria con la pena económica solicitada por el Ministerio Fiscal.

La sentencia arguye entre otros que no se acredita una situación de necesidad puesto que no se aportan pruebas que indiquen que el habitar en la Corrala Utopía “fuera la única alternativa para la misma por falta de otros recursos como familiares cercanos (padres, hermanos...) o allegados que pudieran ayudarla ni tiene la Sra. Yanes menores de edad o personas mayores a su cargo que por su mayor vulnerabilidad merecen una protección superior”. Con esto, tajantemente desprecia el derecho a la vivienda de todos los jóvenes sin familiares a su cargo y desvía la responsabilidad de hacer efectivo este derecho a las redes familiares o allegados, contradiciendo así el realojo avalado por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Además, la sentencia no podemos considerarla más que inverosímil ya que no recoge las declaraciones tal y como sucedieron en el juicio, además de usar las pruebas documentales aportadas por la defensa de forma sesgada, haciendo una interpretación interesada de las mismas para desvirtuar todas las acciones llevadas a cabo por la Corrala, y por tanto por la acusada.

Basándonos en los antecedentes judiciales marcados por las anteriores sentencias absolutorias de ese mismo juzgado, y considerando que esta sentencia condenatoria carece de fundamento, es arbitraria y causa 
gran perjuicio e indefensión; más teniendo en cuenta la mala interpretación o incluso el rechazo de pruebas testificales de relevante importancia, con fecha 1 de abril se ha emitido el recurso de apelación a la Audiencia Provincial de Sevilla.

Seguiremos como siempre dando todos y cada uno de los pasos necesarios para no sólo hacer realidad los derechos humanos y fundamentales, sino para también defender la legitimidad de su lucha.

29 ene. 2016

Corrala Utopía vs Sistema Judicial. Round 2


Después de la primera batalla judicial, siguen llegando los juicios a los miembros del colectivo. En un intento de diluir la movilización popular, el proceso judicial de la Corrala Utopía fue separado en más de 50 causas individuales.
Ahora es el turno de María, siendo éste el primer juicio a una de las vecinas que estuvo en la Corrala desde el principio y hasta el final.


La Corrala Utopía se caracterizó por la diversidad de perfiles, incluyendo desde familias con cargas familiares hasta jóvenes sin hijos; todos ellos en una lucha colectiva por el derecho universal a la vivienda. En el caso de María, ella llegó a la Corrala tras haber trabajado durante años en empleos temporales y precarios que, con el avance de la crisis económica, habían ido en descenso hasta que en 2012 ya no podía hacer frente al pago del alquiler de su vivienda.

Al igual que el resto de imputados, la compañera se enfrenta a una acusación de delito de usurpación y a una multa de 720 euros, pero como ya expresamos en anteriores ocasiones, no es la cuantía en sí lo que nos parece grave. Lo que consideramos realmente intolerable es que la Fiscalía en vez de velar por los intereses generales, siga adelante con su acusación; cuidando los intereses de la banca y poniendo el derecho a la propiedad privada por encima del derecho fundamental a la vivienda.
También volvemos a tachar estos procesos de juicios políticos con los que quieren criminalizar, perseguir y frenar cualquier movimiento que luche de forma activa y organizada por los derechos humanos.

Cabe recordar que en los primeros juicios a miembros del colectivo se consiguieron sentencias absolutorias, y en esta ocasión y en las venideras reclamaremos la absolución como única posibilidad. Para ello, y a petición del colectivo, los abogados han llamado a testificar a la ex consejera de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, Elena Cortés; y a la ex secretaria general de Vivienda, Amanda Meyer; entre otros.

El martes os esperamos a partir de las 11h en las puertas de los juzgados de lo penal (Edificio Noga – Avda. De la Buhaira, Sevilla) para reclamar que con la Dignidad no negociamos. Aunque nos quieran gobernar a base de miedo y resignación, seguiremos rebelándonos en pro de la justicia social.

2 oct. 2015

Se aprueba una moción contra la Ley Mordaza en el pleno de la Diputación, promovida por No Somos Delito Sevilla





La iniciativa, presentada por Izquierda Unida y Participa Sevilla conjuntamente, sale 
adelante con el apoyo unánime de todos los grupos excepto el PP.
Esta mañana, el Pleno de la Diputación Provincial de Sevilla ha aprobado la moción 
propuesta por la plataforma unitaria “No Somos Delito” para la derogación de la 
conocida como “Ley Mordaza”. Presentada por los grupos de Izquierda Unida y 
Participa Sevilla, ha sido aprobada con los votos favorables de todos los grupos excepto 
el Partido Popular, propulsor de la Ley, tan discutida incluso por organismos 
internacionales como las Naciones Unidas o el Comisario de Derechos Humanos del 
Consejo de Europa o estatales como el Tribunal Constitucional.




El Pleno no ha estado exento de polémica, pues al principio se ha denegado la entrada al edificio a los activistas asistentes de la plataforma a pesar de haber un amplio número de sitios vacíos en la sala. Finalmente una vez habiendo podido acceder a un pleno que por ley debe estar abierto al público, los integrantes de la plataforma han protestado con carteles y mordazas anudadas en la boca queriendo simbolizar así, la falta de libertad de expresión contra la que protestan. y acabando la protesta al grito de NO LEY MORDAZA y NO SOMOS DELITO.

Casi la mitad de los asientos vacíos, mientras no permitían el acceso al pleno por falta de sitio

Los diputados del Grupo Provincial de Izquierda Unida y de Participa Sevilla participaron también en la protesta portando mordazas y exponiendo en sus bancadas carteles contra dicha Ley.





24 sept. 2015

SÓLO PODÍAMOS VENCER....¡Y VENCIMOS!




Suena el teléfono: los dos primeros vecinos del colectivo que fueron juzgados el pasado 4 de septiembre ya han recogido su sentencia. El resultado: ABSOLUCIÓN!!!!

La alegría nos inunda y es que no son muchas las veces que los tribunales avalan lo que desde la Corrala y desde tantos y tantos colectivos venimos reclamando. En medio de un sistema que pisotea cada vez más los derechos y la dignidad de las personas, somos decenas, cientos, miles...que día a día y desde nuestras diferentes trincheras trabajamos y luchamos por darle la vuelta y recuperar todos y cada uno de los derechos que nos roban; reclamamos el Derecho a la Dignidad y a la Felicidad. Y como tantas y tantas veces hemos dicho, esto no es ningún delito, sino todo lo contrario! Es la verdadera JUSTICIA.

A la espera de reunirnos el fin de semana para analizar la sentencia, sabemos ya que esta victoria es sólo una de las muchas que vamos a seguir consiguiendo. Seguirán viniendo juicios, y seguiremos reclamando lo mismo con la misma fuerza. 

Pero también sabemos que esta victoria es colectiva. Agradecemos y felicitamos también a todas las personas y colectivos que esto haya sido posible. 

Hemos sido muchas reclamando la absolución. Muchas de diferentes colores y formas. Y precisamente esta creemos que es la clave: La Unidad Popular. Vamos compañeras y compañeros! Sigamos por ese camino y no habrá conquista que se nos resista!!

3 sept. 2015

EN DEFENSA DE LA UTOPÍA




A escasas horas de los primeros juicios de la Corrala, abrumadas por la cantidad de apoyos y muestras de afecto y compañerismo, estamos convencidas de que con el ejemplo de unidad y fuerza que entre todas estamos dando, la única opción que queda es VENCER.

Dejamos aquí este tema de Los Chikos del Maíz que tanta fuerza nos transmite. Esperamos que lo disfrutéis tanto como nosotras.

[Estribillo]
No te rindas, por favor, no cedas,
aunque el frío queme, aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños.
No te rindas, por favor, no cedas,
aunque el frío queme, aunque el miedo muerda,
porque esta es la hora y el mejor momento,
porque no estás sola, porque somos cientos.


[Toni Mejías]
Y defender la alegría como una trinchera,
defenderla del escándalo y la rutina,
de la miseria y los miserables,
de las ausencias transitorias y las definitivas.
Y defendamos la alegría porque el día a día es ruina,
pero nuestra sonrisa no la doma el poder.
Y defender la valentía de creer en utopías,
porque con alegrías solo se puede vencer.
Defender la de esa familia palestina,
que duermen todos en la misma habitación,
por si a la noche cae una bomba y todo termina,
no quede nadie vivo con el peso del dolor,
y ese niño palestino solo quiere jugar, 
ir al cole, estudiar, ser libre para soñar
solo quiere ser un niño normal
y no conocer los miedos de un adulto antes de ser su edad.
Y defendamos la alegría de ese nieto,
que busca bajo el suelo los restos de dignidad,
de ese abuelo que el fascismo hizo preso
y fue fusilado al alba mientras gritaba 'no pasaran'.
Y defendemos la alegría a pesar que los asesinos hoy gobiernan el estado,
y que ganaron la guerra ellos nos dirán y humanamente quizá nosotros hayamos ganado


[Estribillo]
No te rindas, por favor, no cedas,
aunque el frío queme, aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños.
No te rindas, por favor, no cedas,
aunque el frío queme, aunque el miedo muerda,
porque esta es la hora y el mejor momento,
porque no estás sola, porqué somos cientos.


[Toni Mejías]
Y defender la alegría como una bandera
que no te hace prisionera, que no cree en dioses ni fronteras,
defendamos perseguir nuestras quimeras
porque hacen falta locos, hacen falta majaderas.
Y defendamos la alegría como un derecho, 
como el derecho a pan, a trabajo y a techo,
como un derecho que nos niegan 
pero si no llega iremos con todas nuestras fuerzas a cogerlo.
Y defendamos la alegría del que sube andamios,
y a los 50 ya no puede casi andar.
Y defendamos la alegría del minero 
que se juega la vida por llevar a casa pan.
Y defendamos la alegría de esa camarera
que aguanta abusos de su jefe y de clientes,
con dolores de tobillos y cadera 
pero por su familia lo hace siempre sonriente.
Y defendamos la alegría de ese preso,
que por su ideología le niegan la libertad,
pero no hay muros altos ni barrotes gruesos
que a las voces discordantes logren poder acallar.
Y defendamos la alegría de la clase trabajadora,
que a pesar de todo en pie resiste,
y no desiste al quedar muchas conquistas
y somos realistas y exigimos lo imposible


[Estribillo]
No te rindas, por favor, no cedas,
aunque el frío queme, aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños.
No te rindas, por favor, no cedas,
aunque el frío queme, aunque el miedo muerda,
porqué esta es la hora y el mejor momento,
porque no estás sola, porqué somos cientos.