9 abr. 2015

GUERRERO ABSOLUCIÓN. LUCHAR POR LA DIGNIDAD NO ES DELITO.





Hace poco más de un año, el 6 de abril de 2014, la Corrala Utopía fue desalojada. Las familias que allí resistimos, fuimos echadas a la calle horas antes de la firma de la que iba a ser la solución. Rápidamente se corrió la voz, y centenares de compañeros se lanzaron a las calles para acompañarnos y luchar contra una medida que volvía a situar a la banca por encima de los derechos del pueblo. 

Durante el trascurso de las movilizaciones, dos compañeros fueron detenidos. El primero, C.C. fue juzgado semanas después, siendo condenado por atentado contra la autoridad.

Hoy, un año después, ha sido el turno del compañero Jose Luis. Mientras permanecía tranquilamente a la espera para entrar en la Catedral de Sevilla, donde se disponían a entrar las vecinas de la Corrala, varios agentes fueron hacia él para detenerle. Tras ser brutalmente inmovilizado, se lo llevaron detenido sin más. Pese a esto, se le acusa de desobediencia y atentado contra la autoridad, afrontando una petición de 18 meses de prisión y 1.500 euros de multa. En contra de lo que consideramos un montaje policial, la reivindicación es bien firme. Exigimos la absolución del compañero Jose Luis.


En el juicio, que ha quedado visto para sentencia, se ha podido desmontar la versión policial gracias a tres personas que fueron testigos directos de lo ocurrido y a la versión del compañero. Además la defensa ha aportado pruebas gráficas, que no han podido ser consideradas por la falta de medios técnicos para la visualización en la sala. Cabe destacar también la testificación de los agentes de policía denunciantes, que a pesar de haber presentado parte de lesiones del día de los hechos, a día de hoy su testimonio no se correspondía con ellos.

A la espera de la sentencia, confiamos en la absolución de Jose Luis y tenemos claro que este montaje no es más que otro intento de criminalización de la lucha por los derechos del pueblo.

Aunque nos quieran callar con una y mil mordazas, las que tenemos la convicción de que otro mundo es posible, seguiremos luchando firmemente. Porque luchar por la Dignidad del pueblo nunca será delito, aunque los que siembran dolor así lo deseen.

3 mar. 2015

La PAH Huelva en contra de la represión a la movilización


Tres activistas de la PAH Huelva denunciadas por desobediencia civil, al defender el derecho fundamental a la vivienda, en este caso a la corrala Utopía.

La plataforma de afectados por la hipoteca de Huelva en sus más de dos años de existencia, ha mostrado siempre su condena ante las injusticias sociales provocadas por esta mal llamada crisis, y donde el gobierno de la nación y sus mecanismos de atención social hacia los colectivos más vulnerables, no han cumplido su labor de protección. Desde esta Urgencia Social, nos hemos visto obligados a promover mecanismos de Defensa y de Denuncia Sociales para preservar el Derecho a una vivienda y a los suministros básicos. Ninguna persona sin techo, agua y luz.

Ello nos ha llevado a movilizarnos pacíficamente con los mecanismos de protesta social a los que tenemos acceso como ciudadanos implicados en la lucha contra la exclusión Social.

En este tiempo en que las movilizaciones han sido continuas en defensa de los derechos más básicos, siempre nos hemos diferenciado por el respeto hacia el marco de la protesta dentro de la convivencia pacífica. Prueba de ello es que nunca se ha producido una denuncia por alterar el orden público.

El día 12 de Mayo de 2014, la plataforma de afectados por la hipoteca de Huelva, se reunió delante de la oficina de IberCaja en Huelva para exigir un alquiler social a las familias que desde hacía más de un año y medio se habían realojado en un edificio propiedad de ésta. A este bloque se le llamaba "La Corrala Utopía". Estas vecinas estaban reclamando la función social de estas viviendas, ya que se encontraban vacías sin darles ningún tipo de uso.

Ese fue el día en que tres activistas de esta plataforma fueron denunciadas por desobediencia a los agentes del Cuerpo de Policía Nacional, cuando no hacíamos más que mostrar pública y pacíficamente nuestro rechazo a la política de casas vacías y familias en la calle, como siempre hemos hecho a lo largo de todo este tiempo. En ningún momento se produjo la desobediencia denunciada ya que las tres compañeras denunciadas facilitaron su DNI a los agentes en el mismo momento en que les fueron requeridos. Estas tres personas están citadas por juicio de faltas el día 5 de marzo de 2015, en los juzgados de Huelva.

De hecho, fueron ésta y otras tantas movilizaciones ciudadanas en todo el territorio nacional, las que consiguieron un compromiso por parte de la Junta de Andalucía en el realojo de estas familias desahuciadas.

Entendemos que los cuerpos de seguridad del Estado se sienten muy presionados por la restricción que el gobierno de la nación quiere hacer en los derechos más elementales de expresión de los ciudadanos y que ello los ha llevado a denunciar una protesta pacífica. Con lo cual desde la plataforma de afectados por la hipoteca, instamos a la Justicia, a hacer su trabajo, repartir Justicia, en estos tiempos tan carentes de Justicia Social.

EN SEVILLA, NOS CONCENTRAREMOS EL JUEVES 5 DE MARZO A LAS 11:30 EN LOS JUZGADOS DEL PRADO DE SAN SEBASTIÁN, EN SOLIDARIDAD Y APOYO DE ESTAS COMPAÑERAS.

21 ago. 2014

Comunicado de las vecinas de la Corrala Utopía. NO VAMOS A CALLAR MÁS.


Tras meses sin hacer declaraciones, y en el que hemos sufrido todo tipo de acoso por un grupo que anteriormente habían sido nuestras vecinas y de algunos supuestos activistas de Sevilla, hemos decidido romper nuestro silencio por varios motivos. 

Aunque hasta ahora no hemos hecho público nada de lo que nos estaba pasando porque creíamos que no serviría más que para alimentar a las voces de la derecha que tanto disfrutan con este tipo de historias, nos vemos obligadas a contar la verdad ya que nos han llamado medios de comunicación a los que les ha llegado un comunicado por parte de un grupo que se autodenomina Corrala Utopía, compuesto por una minoría de las vecinas de la Corrala. Ante esta situación, en la que se van a hacer públicas informaciones que no son ciertas, vamos a relatar lo que hemos estado sufriendo todos estos meses. Aunque esto no sea agradable, creemos que es ahora cuando ésto puede provocar menos daño político y además ya es hora de decir basta a estas agresiones. 

Como ya todos sabéis, el colectivo de la Corrala Utopía ha ido cambiando a lo largo de la lucha. Fueron muchas las vecinas que por diversos motivos no resistieron hasta el final. Algunas lo hicieron porque mejoró un poco su situación o les surgió una alternativa mejor, pero otras abandonaron la lucha vendiendo al resto de sus compañeras, aliándose con Ibercaja (entidad bancaria propietaria del inmueble) y haciendo todo tipo de declaraciones falsas en los medios de comunicación de la derecha. Precisamente éste grupo de vecinas fueron desde el principio una piedra en el camino de la Corrala Utopía. Mientras luchábamos contra la banca y los poderes políticos para conseguir poner de manifiesto el problema de vivienda existente y para conseguir que el derecho a la vivienda universal no sea una utopía, tuvimos que lidiar con un grupo de vecinas que únicamente estaban en la Corrala para resolver su problema de vivienda, no entendiendo ni compartiendo los objetivos de la lucha. 

Pero esta no ha sido la única lucha que hemos tenido que lidiar. Muchos de los compañeros que al nacer la Corrala se incorporaron a la lucha y mostraron su apoyo, un firme y decidido apoyo,  se quitaron poco a poco la careta.Lo que al principio era un acompañamiento en nuestro proceso de lucha, se fue convirtiendo en una enorme injerencia e intento de tutelaje. Tuvimos entonces que reclamar nuestra autonomía como  asamblea de vecinas de la Corrala Utopía, y no permitir que desde fuera se tomasen decisiones por nosotras, tal y como querían hacer estos supuestos compañeros. Ante esto, en vez de apoyar las decisiones de la asamblea o retirarse de forma legítima, decidieron atacarnos con las más sucias armas, no dudando para ello en usar a las vecinas cuyos objetivos no iban más allá de su beneficio propio y cambiando su discurso sobre el derecho universal a la vivienda por un discurso asistencialista y que fomentaba la lucha entre los de abajo, enfrentando a familias según su supuesta "necesidad". 

¿Pero, por qué este cambio de discurso de estos supuestos compañeros? ¿Por qué dedicarse a deslegitimar y acosar interna y externamente a la parte mayoritaria de la Corrala, que pretendía seguir firme en la defensa del derecho universal?¿De qué nos acusaban estos presuntos compañeros?, ¿en qué se basaban para ello?.
Parece ser, así nos lo hicieron saber, que tenían miedo de que uno de los grupos políticos en el gobierno andaluz, Izquierda Unida, se beneficiara y sacara "provecho" de la lucha de la Corrala Utopía. Temían que se "fueran a apuntar el tanto de la victoria de la Corrala". Su argumento no era otro que una de las compañeras que vivía en la Corrala, era una militante de base de dicha organización.  Bastante parecido a los argumentos del ABC para desprestigiar a la Corrala, ¿no es cierto?.
Nos apena que sea este el análisis político tan simple que hacen. No han confiado nunca en la Corrala, en su capacidad de aprendizaje, de lucha, de empoderamiento,  de compromiso con lo que hacíamos. No han entendido que la victoria de la Corrala no iba nunca a suponer una "medallita" para IU, sino un fenomenal triunfo para los movimientos de Vivienda, un respiro quizás para la izquierda, tan falta de victorias, un motivo para gritar SÍ SE PUEDE!!, para seguir acumulando fuerzas, esperanzas y deseos y  seguir construyendo sueños colectivos que cambien la realidad.


No dudamos de que hemos cometido mil errores, ¿quién no, en un proceso tan complejo y con tantas implicaciones, con tanta proyección, con tal diversidad humana? Pero las vecinas de la Corrala reivindicamos también ese derecho, el de equivocarnos, el de errar por acción, por omisión, por desconocimiento.... pero nunca por deshonestidad, nunca por miedo. 

La realidad es que en los últimos meses de la Corrala Utopía, nuestro mayor enemigo no ha sido el banco, ni el ayuntamiento con su continua hostilidad, ni la amenaza del desalojo. Para muchas, lo más duro de todo este tiempo ha sido ver cómo los supuestos compañeros de lucha nos han atacado, difamado, amenazado, en persona y por las redes sociales.  Ver cómo se han valido de nuestra situación de vulnerabilidad para intentar imponer sus posturas, sus intereses. Ver cómo orquestaban una brutal campaña de acoso político contra algunas de nosostras, no porque respondieramos a intereses de un partido, sino por el mismo hecho de pertenecer a un partido o por no plegarnos a su santa voluntad.  

Como muestra de esto, y entre otras muchas agresiones más, valga el ejemplo de cómo en un acto de fuerza, de poder, nos retiraron el apoyo legal justo en el momento que nos comunicaban que iba a producirse el desalojo, o como hacían declaraciones públicas saltandose las decisiones de la asamblea de vecinas y desmarcándose en un momento tan delicado como la Huelga de Hambre de una de las vecinas.

 A todo esto han seguido agresiones físicas a compañeros, amenazas de agresión por teléfono, acoso por redes sociales, intentos de intimidación en eventos y lugares públicos, filtración de información a prensa, amenazas de hacer rueda de prensa con información falsa y otros tipos de agresiones y vejaciones. Incluso amenazaban en el proceso de realojo con hacer una rueda de prensa basada en mentiras con la finalidad de reventarlo, no importándoles la situación tan delicada por la que estábamos pasando ni tampoco que nos pudiésemos quedar en la calle. Todo esto se cuenta ahora de una forma muy ligera, pero son meses y meses aguantando y sin contar nada, sabiendo que desgraciadamente después de cada agresión, habrá otra en cualquier momento y por cualquier vía. 

A día de hoy continúan las agresiones. De hecho, a pesar de estar todas las vecinas realojadas, y tener claro la mayoría que vamos a seguir luchando por el derecho universal a la vivienda, nos está siendo muy difícil ya que tenemos que seguir lidiando con los ataques que estos supuestos activistas diseñan, en la supuesta legitimidad que le otorga haber sido en su momento parte de los "grupos de apoyo" de la Corrala, y el  tener a su lado a algunos ex-vecinos que abandonaron la lucha de malas maneras, dividiendo y destruyendo. Están empeñados en destruir, en llevar a cabo una venganza personal contra aquellas vecinas que no hemos permitido que manejaran y decidieran sobre nuestras vidas. 
Precisamente esta extraña alianza está dedicando sus esfuerzos en apropiarse del dinero que fue donado a la lucha de la Corrala y que está custodiado por la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía. En un último intento de desprestigiar y mantener el acoso político contra algunas de nosostras, han elaborado un escrito, que han mandado incluso a la prensa, con el propósito de evitar que podamos seguir luchando.  Este dinero, en un principio iba a destinarse a la creación de una cooperativa o a aquellos gastos derivados de la lucha colectiva. La asamblea de la Corrala Utopía, decidió invertir este dinero en el pago de un guardamuebles donde depositamos nuestras pertenencias antes del desalojo. Pero para nuestra sorpresa, cuando quisimos retirar el dinero para este fin, no pudimos, ya que para poder hacerlo no servía lo que las vecinas que habitábamos el edificio en aquel entonces y que resistimos hasta el final decidiéramos, si no que la decisión tenía que ser tomada por las personas que componían la asamblea el día que entregamos el dinero para su custodia, aunque fuesen aquellos que habían vendido y atacado maliciosamente a la Corrala Utopía.
Ante nuestra decisión del pago del guardamuebles para poder recuperar nuestras pertenencias, la respuesta ha sido un escrito (que adjuntamos junto con nuestras aclaraciones a continuación) en el que además de repartirse el dinero entre las familias que consideran "merecedoras" y necesitadas, se vierten acusaciones sobre algunas compañeras y se exponen toda una serie de mentiras, parte de una larga campaña de difamación. Y por si fuera poco, tenemos el testimonio de algunas de las personas firmantes que sostienen que se sienten engañadas con este escrito, ya que les dijeron que se había decidido repartir el dinero y para eso recogían su firma, no enseñándoles el documento que estaban firmando. A pesar de ser varios los testimonios que afirman esto, de momento tan sólo una de las firmantes ha dado el valiente paso de reflejar esto por escrito. También adjuntamos los argumentos que forman parte de la respuesta que la legítima Corrala Utopía remite a APDHA, y que nos hemos visto obligadas a hacer pública.


Documento de exvecinos de la Corrala (descargar para ver mejor)


Como hemos explicado al principio del escrito, hemos intentado durante largos meses no tener que detallar todo esto públicamente. Nosotras creemos en hacer política de una manera limpia y ética. Consideramos que no se puede construir un mundo mejor y más justo utilizando malas artes, ya que sólo estariamos reproduciendo los esquemas existentes y perpetuando el sistema que tanto oprime. Creemos firmemente que la política es inseparable de la ética y nos negamos a renunciar a esto, aunque el camino se haga más duro. Nos apena que algunos compañeros no lo hayan entendido.
    Nos da rabia tener que aportar desaliento a aquellas personas que han acompañado con suma ilusión este proceso, pero después de tantos atentados contra nuestra integridad física y psíquica, y con el último ataque que nos hacen, utilizando los medios de comunicación y dando armas a aquellos que desean el fracaso de los movimientos populares, ya no nos ha quedado más salida. 
Con este escrito queremos gritar BASTA YA. Queremos pedirles a esos supuestos compañeros que dejen de agredirnos, que nos dejen vivir tranquilas, que queremos continuar luchando juntas. Que asumimos toda la responsabilidad de lo que hacemos, y que estamos, como siempre, dispuestas a asumir sus consecuencias. Pero sólo de lo que hacemos y decimos, y no de lo que unos señores con sus propios intereses, dicen que hacemos, basandose en mentiras, intrigas, sospechas o en lo que quieran fundamentarlo. Basta Ya. La Corrala Utopía sigue luchando, pese a quien pese.

29 jul. 2014

Desaparece la ZoidoFuente de la Mentira y el Cinismo.

En octubre de 2012, el Ayuntamiento de Sevilla cortó el suministro de agua a las 36 familias que vivíamos en la Corrala Utopía. A pesar de nuestra manifiesta voluntad de regularizar los suministros, optaron por gastarse el dinero de los sevillanos en abrir el suelo hasta en 5 puntos para poder cortar y llevarse las tuberías que proporcionaban agua al edificio.


 Al día siguiente, tras una protesta en el Ayuntamiento, las  vecinas fuimos recibidas por el Jefe de Gabinete de Alcaldía  (Alberto Díaz) y tras una negociación con éste, volvimos a  casa con la promesa de que al día siguiente comenzarían los  trabajos para reponer el suministro. Sin embargo, en menos  de 24 horas el Ayuntamiento de Sevilla rompió el acuerdo y lo que nos encontramos al despertar la mañana siguiente fue la instalación de una fuente pública en las proximidades de la Corrala. Nació así la ZoidoFuente de la Mentira y el Cinismo.





A esta fuente teníamos que acudir para poder llenar innumerables garrafas de agua. Pero no sólo nosotras. Desde el primer día, vecinos de la zona a los que también habían cortado el suministro básico acudían para poder llevar agua hasta sus casas, y el número crecía cada día más.

En una ciudad donde cada día más personas se ven sin recursos y no pueden hacer frente al pago de los abusivos recibos de suministros básicos, EMASESA, empresa municipal, deja sin algo tan vital como el agua a cada día más hogares.

Para colmo el Ayuntamiento, además de no proteger a los cuidadanos contra esta vulneración de derechos básicos, ha decidido quitar la fuente que abastecía a tantas familias. En esta semana varios operarios han retirado la fuente. 




¿Qué pretenden con esto Zoido y sus secuaces? ¿No quieren que se vean públicamente escenas tercermundistas en la ciudad? Así es, el alcalde prefiere que la gente no pueda conseguir agua de ninguna de las maneras. Nos quiere sin derechos, pobres y muertos...pero en silencio y sin que se nos vea!
 Zoido, tus vergüenzas no se tapan quitando fuentes!! El agua es de todas!!


25 jun. 2014

¡AMADO FRANCO DEBE DECLARAR!



Los abogados de 15 de las familias de la Corrala Utopía han solicitado este martes 24 de abril al juzgado número 3 de Sevilla la comparecencia de Amado Franco, presidente de Ibercaja, para que declare en relación a la Corrala Utopía.

Unos veinte días después de la ocupación del edificio conocido como Corrala Utopía, que llevaba abandonado más de dos años, Ibercaja, a través de una de sus sociedades, se hizo con la propiedad de las viviendas.

Maexpa, que era la empresa propietaria hasta entonces, denunció la ocupación de las viviendas días después de hacerse pública la noticia, a pesar de tener el edificio en completo abandono. Al pasar a manos de Ibercaja, ésta ratificó la denuncia siendo conocedora de que 36 familias sin recursos y con problemas de vivienda habitaban el inmueble.

Mientras las familias reclamábamos un derecho básico, Ibercaja ha estado 23 meses engañándonos tanto a nosotras como a las instituciones públicas con el único fin de echarnos a la calle y tener un edificio de viviendas vacío mientras cada vez más personas se ven sin hogar.

Sin embargo, el discurso del presidente de Ibercaja, Amado Franco Lahoz, era muy
diferente. En abril de 2013, en Cadena Ser, declaraba: “Es una utopía pensar que esas viviendas se van a vender en un plazo de 4 ó 5 años. Es preferible que esas viviendas estén ocupadas, pagando una renta de 100 euros, a que estén deshabitadas.”

Por todo esto, las vecinas de la Corrala Utopía, exigimos que Amado Franco se siente a declarar y explique claramente cuándo y cómo se hicieron propietarios del edificio. También nos parece imprescindible que exponga qué uso van a darle al inmueble – que lleva vacío desde el desalojo de las familias el pasado 6 de abril – ya que Ibercaja presume constantemente de su obra social, y que explique ante el juzgado cómo ha jugado tantos meses con nuestras vidas, sentándose a negociar con las familias mientras en los juzgados no hacía más que insistir en su voluntad de desalojar el edificio.

No podemos seguir permitiendo que la banca, una vez más, aplaste los derechos de las personas en pro de aumentar sus beneficios y sin ni siquiera dar explicaciones. Por tanto, ¡AMADO FRANCO DEBE DECLARAR!