26 jul. 2012

Celebrado el juicio contra Endesa por el corte de luz a una de las vecinas de "La Utopía"

El Juzgado de 1ª Instancia N.º 11 de Sevilla ha celebrado en la mañana de hoy jueves 26 de julio un juicio contra Endesa Distribución Eléctrica SLU, a raíz de la demanda interpuesta por Ana, una de las vecinas de la Corrala “La Utopía”, en la que se pide la inmediata restitución del suministro y se señalan los perjuicios causados en el estado de salud de su marido tras el corte de luz realizado por esta empresa.
 
Según se recoge en la demanda, el pasado 30 de mayo, Endesa retiró unilateralmente y sin previo aviso el suministro eléctrico de la vivienda, habitada por Ana, de sesenta y siete años de edad, y su marido, Pancho, de ochenta años, con una grave discapacidad desde hace dos décadas, por la que vive conectado a un sistema mecánico de respiración asistida, “con evidente riesgo para la salud de su marido y con los obvios inconvenientes que ello le deparaba, entre los cuales no es el menor la imposibilidad de mantener los alimentos que conservaba en el frigorífico y la de cocinar”.

Uno de los aspectos resaltados en el juicio ha sido el contenido de los partes de incidentes aportados por Endesa. En el primero de ellos, correspondiente al corte de luz objeto del juicio, la empresa señala, como causa del mismo, la “ocupación ilegal de las viviendas”. Según el abogado de la demandante, “resulta sorprendente, ya que Endesa no es el órgano competente para valorar esta cuestión y tomarlo en consideración como motivo de la retirada del suministro”. 

La demanda se ha realizado mediante interdicto, es decir, la reclamación de la restitución de un servicio, el eléctrico, que existía hasta su retirada por Endesa. En este sentido, fuentes de la defensa han señalado que “a Endesa le consta que el edificio fue construido con su energía, que ese suministro pervivió y que la vivienda de la demandante contaba con suministro eléctrico con anterioridad a su toma de posesión el pasado 16 de mayo”. En el transcurso del juicio, los testigos aportados por Endesa no han negado en ningún momento esta circunstancia, limitándose a declarar que “no debería existir” dicho suministro. En varias ocasiones, han aludido como una de las causas del corte de la luz, la garantía de la seguridad de las personas del inmueble. Para las familias que estaban presentes en la sala, resultaba muy duro escuchar estas palabras, cuando día a día sufren las consecuencias de vivir sin un recurso esencial para cualquier ser humano como es la electricidad.

Otras dos personas que han declarado en la vista, cuyo domicilio se encuentra muy próximo al edificio de la Corrala, han señalado que ese suministro existía con fecha previa al realojo de las familias, precisamente en la vivienda de la primera planta en la que ahora vive Ana, que contaba con electricidad durante los meses anteriores a su entrada. No sólo han demostrado que el suministro existía previamente a la entrada de las familias en el edificio, sino que, además, han puesto de manifiesto la arbitrariedad de garantizar la seguridad como causa del corte de la luz, que sólo se hizo efectivo una vez que se produjo el realojo y se difundió públicamente la intención de las familias de regularizar su situación.

Desde la Corrala “La Utopía” se espera que en este caso, en la decisión de la justicia, “sin perjuicio de la compleja normativa administrativa que regula el sector eléctrico, se aplique las normas de derecho común que regulan la posesión de cualquier bien de naturaleza privada como es, en este caso, la energía eléctrica”. En definitiva, que la burocracia derivada de la gestión privada de un bien esencial no esté por encima del sentido común y de los derechos humanos.

Un total de 36 familias viven realojadas desde el pasado 16 de mayo en este edificio situado en la Avenida de las Juventudes Musicales, que en ese momento contaba con abastecimiento de agua y energía eléctrica. A pesar de haber manifestado públicamente su intención de regularizar el pago de dichos suministros, y de realizar todas las gestiones necesarias para ello, a día de hoy, las familias de la Corrala “La Utopía” se enfrentan al periodo estival sin contar con estos recursos básicos.
 
Desde la Corrala de Vecinas “La Utopía” se ha denunciado la “actitud” de Endesa al cortar el suministro eléctrico de las viviendas, “dejando en una situación muy precaria a familias enteras, personas mayores, niños y niñas, y a personas que tienen enfermedades crónicas así como una salud muy delicada”.
 
En la demanda también se recoge que “el Defensor del Pueblo Andaluz ha realizado gestiones de mediación” con Endesa “tendentes a la recuperación inmediata del suministro cortado sin resultados hasta la fecha”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada