7 may. 2013

Si la Corrala Utopía no alcanza un acuerdo con Ibercaja en mayo, en junio tendrá lugar el desalojo del inmueble

Hoy ha declarado en sede judicial el primer grupo de vecinos imputados
Ibercaja ha utilizado la mesa de negociación para ganar tiempo engañando a las familias
Una treintena de familias se verán en la calle de no alcanzarse un acuerdo durante el mes de mayo

Hoy han declarado en sede judicial 17 vecinos y vecinas de la Corrala Utopía que acudían en calidad de imputados. Han explicado a la jueza que se realojaron en el edificio, vacío durante 3 años, motivados por su complicadísima situación económica y ante la falta de alternativas. La magistrada les ha explicado que si a lo largo del mes de mayo no se alcanza un acuerdo extrajudicial con Ibercaja, propietaria del inmueble, dictará una fecha de desalojo voluntario de las más de 30 familias. El abogado de Ibercaja, presente durante las declaraciones, ha presentado una petición de "desalojo urgente" del edificio, a pesar de que durante los últimos meses se han celebrado distintas mesas de negociación en aras de alcanzar una solución dialogada. Entendemos que Ibercaja ha faltado a los compromisos alcanzados durante las negociaciones y que, además, en las declaraciones realizadas a prensa durante los últimos días han mentido sin ningún pudor. La entidad bancaria con sede en Zaragoza ha afirmado durante los últimos días que han llegado a presentar alternativas a los vecinos y vecinas de la Corrala Utopía. Queremos dejar claro que nunca ha habido una propuesta seria y concreta sobre la mesa realizada por Ibercaja. La única propuesta, avalada tanto por la Corrala Utopía como por el Defensor del Pueblo Andaluz y la Junta de Andalucía, consistía en que se concediera a las familias un año de alquiler social en el inmueble.

Ibercaja demuestra además una absoluta falta de escrúpulos. El pasado lunes 30 de abril el Presidente de Ibercaja, en unas declaraciones realizadas a un importante medio de comunicación (Cadena SER, programa 'Hoy por hoy'), afirmaba que el hecho de que "haya familias sin posibilidad de acceder a una vivienda, mientras hay miles de viviendas vacías, es una contradicción que debería hacernos sentir vergüenza". (Declaraciones publicadas en el Heraldo de Aragón  y Cadena SER). Amado Franco, máximo responsable de la entidad bancaria, llegaba a afirmar que en Ibercaja "preferimos tener casas ocupadas con un alquiler social de 100 euros antes de que permanezcan vacías durante dos o tres años". El señor Franco es un ejemplo perfecto de la escasa catadura moral de los dirigentes de las entidades bancarias. Es capaz de realizar estas manifestaciones en un medio de comunicación mientras la entidad que preside realiza justamente lo contrario, jugando además de esta forma con las esperanzas e ilusiones de un grupo de familias que viven una auténtica situación de emergencia social. Por ello, hace escasamente unas semanas las familias de la Corrala Utopía mantenían fundadas esperanzas de llegar a un acuerdo, máxime después de las declaraciones del Presidente de Ibercaja. Hoy queda claro que si situación es más desesperada que nunca y solicitan el apoyo social y ciudadano para presionar a Ibercaja en aras de conseguir un alquiler social. Para la próxima semana se convocarán distintas citas para que los ciudadanos y ciudadanas de Sevilla puedan mostrar su apoyo a las familias de la Corrala Utopía y exigir al mismo tiempo a Ibercaja que se les conceda un alquiler social. Es una absoluta sinrazón que las 36 viviendas ubicadas junto a la Glorieta de San Lázaro permanezcan vacías durante varios años, tal y como estuvieron antes, en lugar de asumir que no tienen salida en el actual mercado inmobiliario y conceder a las familias realojadas un régimen de alquiler social. Es aún más absurdo cuando la aplicación del Decreto Ley sobre la Función Sociald de la Vivienda acarrearía a la entidad bancaria una sanción de 324.000 euros.


Mayo y las primeras semanas de junios serán, por tanto, decisivas para la Corrala Utopía. Es de vital importancia para las familias alcanzar un acuerdo extrajudicial con la entidad bancaria. Después de un año de lucha, que ha servido como ejemplo para que por todo el país tengan lugar realojos colectivos como las corralas, las familias necesitan más apoyo que nunca. En la provincia de Sevilla se han producido durante los últimos 12 meses un total de 12 realojos colectivos de familias desahuciadas. El movimiento ha llegado también a Málaga, donde se han producido 4 realojos más. También en Madrid se han puesto en marcha iniciativas similares, como la corrala para familias desahuciadas del barrio de Carabanchel. Y el movimiento también se extiende por toda Cataluña con la Obra Social de la PAH, campaña que ha propiciado hasta la fecha al menos 7 realojos colectivos. A pesar de que el Movimiento por el Derecho a la Vivienda ha ganado un inusitado apoyo social por todo el Estado, las entidades bancarias y la clase política siguen sin entender que la ciudadanía no va a parar hasta conseguir la conquista real y efectiva de un derecho que, como el de la vivienda, no está ni mucho menos garantizado en la práctica, por más que esté recogido en la Constitución Española, en el Estatuto de Autonomía y en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Ahora, más que nunca, es el momento de visibilizar el amplio apoyo social del que goza el Movimiento por la Vivienda y conseguir una victoria con una entidad bancaria como Ibercaja, que no ha tenido escrúpulos a la hora de jugar con las esperanzas de unas familias en situación de emergencia social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada