1 mar. 2014

NO SOMOS EXTRATERRESTRES

NO SOMOS EXTRATERRESTRES

No dejamos de recibir apoyos pero también se ha visto intensificada la campaña de desprestigio por parte de cierta prensa, concretamente el ABC, que con mentiras y engaños pretenden dar una imagen falsa a la ciudadanía sobre la Corrala Utopía. Esta claro que está muy relacionado con el posicionamiento que siempre ha tenido el Ayuntamiento de Sevilla, y por lo que ya hemos sido protagonistas de los cuentos de fantasía del ABC en más de una ocasión. Sin embargo, ahora, en la recta final, donde estamos pendientes de un desalojo inminente, pero donde todavía no está todo dicho, se ven en la necesidad de manipular mediáticamente para intentar doblegarnos. Después de todo, debe ser que no somos un enemigo pequeño.

Dice el Ayuntamiento que no por pegar una patada en la puerta vamos a tener más derecho a una vivienda, haciendo referencia a las listas de espera. Ignora el Ayuntamiento que la Corrala Utopía se formó con mucha gente que había pasado por todos los recursos y registros de demandantes de vivienda habidos y por haber, que incluso algunos de ellos habían sido desahuciados de viviendas de Emvisesa. La patada en la puerta es la única opción que se dejó a algunas vecinas que durante más de un año han buscado ayuda en las Unidades de Trabajo Social y directamente con Dolores de Pablos, quién aseguró que no se quedarían en la calle, pero finalmente esa ayuda nunca llegó.

Nos preguntamos si el Ayuntamiento tiene cerca de 400 viviendas vacías sin adjudicar por qué no hace uso de ellas, para que avancen esas listas de espera que dicen nos pretendemos saltar. Ignora una vez más el Ayuntamiento que existen mecanismos por los que en situaciones de emergencia social se hacen realojos en viviendas públicas. Nuestra situación es claramente de emergencia.

Tenemos que recordar que el Ayuntamiento nunca ha mostrado ninguna sensibilidad hacia este colectivo de ciudadanas en exclusión social, y no ha hecho otra cosa más que incrementar nuestro sufrimiento, mostrándose claramente del lado de Ibercaja. Lo hizo cuando nos dejó sin agua y presionó a Endesa para que nos cortara la luz, también cuando dijeron que los servicios sociales retirarían a los menores que se encontraban viviendo en la Corrala, por hacerlo en condiciones infrahumanas, situación que ellos mismos provocaron.

En un nuevo ejercicio de cinismo tienen la osadía de decir que no hay niños en la Corrala Utopía, que se han marchado y que no quedan familias con necesidades de vivienda. Como los mismos niños dicen, ¿entonces los niños que viven en la Corrala que son extraterrestres? Nuestros niños, con sus familias siguen en la Corrala Utopía porque es su casa, es donde viven, y ni un desalojo inminente podrá cambiar eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada